Capacitación

La Asociación Cruz de Malta, consciente de la prevalencia del talento humano para el logro de los resultados efectivos en la administración penitenciaria ha diseñado una serie de programas basados en un modelo educativo por competencias; a través de los cuales se pretende incorporar en nuestros procesos de capacitación, el desarrollo de un pensamiento sistémico del quehacer penitenciario y carcelario, desde la articulación de saberes teóricos, prácticos y metodológicos de carácter interdisciplinario que busca ubicar los mismos en un alto nivel de relevancia académica, científica, política y social, al abordar y orientar el conocimiento y la aplicación de las principales disciplinas necesarias para los servidores públicos encargados de dirigir y administrar las penas y medidas privativas de la libertad de personas adultas y la responsabilidad de atención para los menores y adolescentes infractores de la ley penal.

La capacitación impartida por la Asociación Cruz de Malta, tiene en cuenta los estándares internacionales de formación académica para personal penitenciario y especialmente las recomendaciones en esta materia emitidas en su gran mayoría por la Organización de la Naciones Unidas a través de sus organizaciones, reglas y principios; aspectos estos que se estructuran en un programas específicos para responder a las políticas de cada Estado y a las necesidades particulares de acuerdo a las características y condiciones de cada sistema penitenciario, mediante la incorporación de fundamentos teóricos, filosóficos, psicológicos, sociológicos, antropológicos,  pedagógicos y legales; que responden a la esencia misma de su orientación.

Concordante con las principales problemáticas que afrontan actualmente los sistemas penitenciarios ofrecemos capacitación entre otros temas en los siguientes:

  • Administración Penitenciaria.
  • Política pública criminal y penitenciaria.
  • Derechos Humanos y derecho internacional humanitario.
  • Atención a la diversidad.
  • Tratamiento Penitenciario.
  • Seguridad penitenciaria y carcelaria.
  • Modelo uso de la fuerza.
  • Reforma a la justicia.
  • Sustancias psicoactivas y sistema penitenciario.
  • Herramientas tecnológicas aplicadas al sistema penitenciario.
  • Formulación y evaluación de proyectos.

La Asociación Cruz de Malta, ofrece capacitación a la comunidad penitenciaria y a la sociedad en general, a través de un conjunto de procesos organizados, relativos a temas Penitenciarios y Carcelarios (Administración, Seguridad y Atención y Tratamiento), dirigidos a potencializar y complementar los saberes de cada persona, mediante la generación de conocimientos, el desarrollo de habilidades y el cambio de actitudes, con el fin de incrementar la capacidad individual y colectiva para contribuir al cumplimiento de la misión institucional (Empresas), el crecimiento en el conocimiento de la temática penitenciaria, a la mejor prestación de servicios a la comunidad, al eficaz desempeño del cargo y al desarrollo personal integral.

La Asociación Cruz de Malta, desarrolla los procesos de capacitación en el marco de los derechos humanos, fortalecimiento, la promoción y la protección de los derechos humanos de la población privada de la libertad y del personal que tiene contacto con el sistema penitenciario y carcelario en Colombia a través de distintos espacios para el fortaleciendo de los mecanismos de garantías. Para ello cuenta con un personal altamente calificado a nivel nacional e internacional en defensa de los Derechos Humanos quienes con su experiencia y trayectoria aportan todos sus conocimientos para el cumplimiento de los objetivos planteados.

En este marco de experiencia y conocimientos se puede extrapolar la capacitación a las comunidades encargadas de la seguridad y vigilancia privada en especial en temas de garantía de los derechos humanos y el manejo armas y el modelo uso de la fuerza.

Principios Rectores de la Capacitación. 

Para el desarrollo de la capacitación que ofrece la Asociación Cruz de Malta todos sus procesos tienen como pilares los siguientes principios rectores:

  • Complementariedad. La capacitación se concibe como un proceso complementario de la planeación, por lo cual debe consultarla y orientar sus propios objetivos en función de los propósitos institucionales;
  • Integralidad. La capacitación debe contribuir al desarrollo del potencial de los empleados en su sentir, pensar y actuar, articulando el aprendizaje individual con el aprendizaje en equipo y el aprendizaje organizacional;
  • Objetividad. La formulación de políticas, planes y programas de capacitación debe ser la respuesta a diagnósticos de necesidades de capacitación previamente realizados utilizando procedimientos e instrumentos técnicos propios de las ciencias sociales y administrativas;
  • Participación. Todos los procesos que hacen parte de la gestión de la capacitación, tales como detección de necesidades, formulación, ejecución y evaluación de planes y programas, deben contar con la participación activa de los empleados;
  • Prevalencia del Interés de la Organización. Las políticas y los programas responderán fundamentalmente a las necesidades de la organización;
  • Integración. La capacitación recibida por las personas debe tener en cuenta  con los saberes previos de la población objetivo e integrarlos para la mejora de los resultados esperados;
  • Economía. En todo caso se buscará el manejo óptimo de los recursos destinados a la capacitación, mediante acciones que pueden incluir el apoyo de las instituciones con las cuales la Asociación tiene establecidos convenios de cooperación;
  • Énfasis en la Práctica. La capacitación se impartirá privilegiando el uso de metodologías que hagan énfasis en la práctica, en el análisis de casos concretos y en la solución de problemas específicos;
  • Continuidad. Especialmente en aquellos programas y actividades que por estar dirigidos a impactar en la formación ética y a producir cambios de actitudes, requieren acciones a largo plazo.

Comparte